23 abr. 2009

Perro del agua (verídica 100%)

Unos cuantos meses de separación bastaron para encontrarnos mi amiga y yo. Decidimos, gracias a la premura de la noche, comprar un seis de cervezas y dirigirnos al río. Al llegar, nos damos cuenta que nos habían ganado el lugar unos tipos, unos intentos de daddy yankke valeverga. Como no había lugar, decidí bajarme al río con todo y la camioneta quedando en puro en medio del cause de agua. La profundidad era muy poca, unos 60 cm. le calculo con el culo. Con el reggeaton valeverga de los changos, nuestra plática no podía fluir agusto hasta que se fueron.

La tranquilidad volvió. Ahora sí, el contacto con la naturaleza hacía presencia en ese fresco lugar. Una brisa fresca, un cielo estrellado y el sonido del agua corriendo, eran perfectos para cotorrear. Chela tras chela y conversación tras conversación hicieron de esa noche algo memorable.

Lamentablemente esa noche no tenía luna que iluminara mucho nuestro entorno. Dificilmente podías observar el rostro de la otra persona, pero lo que si podías ver eran las siluetas dibujadas sobre la tela de la oscuridad. Es ahí, cuando a la mitad del río, ocurrió algo insólito.

Mi puerta estaba entre-abierta y mi mano tocaba la fresca agua que corría. De pronto, una silueta del tamaño de un perro pasa nadando justo a lado de mi mano sin hacer ningun ruido... que me cago. De pronto aviso a mi amiga que "algo había pasado". Seguido de eso, un gorgoteo en el agua se hizo presente justo atrás de nosotros, atrás de la camioneta. Acto seguido, prendo las luces de la camioneta: como si fuera un flash de una cámara, los faros aluzaron el río derrepente. En cuanto las prendí, un golpeteo de agua pasó justo enfrente de nosotros, sólo se veían unas patitas de algún animal extraño que se alejó a toda velocidad hacia la oscuridad del cause. No era un animal de tierra, se fué nadando. La noche siguió y no le dimos tanta importancia.

Terminamos de conversar, terminamos las cervezas y nos fuimos de ese río. Quien sabe qué verga haya sido ese pinche animal. Tan grande el animal y tan bajito el río... algo raro tenía que ser. El pito nadador, yo creo.

Dice mi carnal, que pudo haber sido una nutria... que cuentan leyendas que por ahí salen por las noches.

3 comentarios:

Manolo Mojica dijo...

El chupacabras... O esto: http://www.youtube.com/watch?v=933FExsfU3c

no es un cuento de hadas dijo...

Que maricón me saliste: primero a las ranas y ora esto.

Por cierto, que romántico eh
*wink wink*

mr.ano dijo...

a lo mejor fue el abuelo.