30 sept. 2009

Vestida de mujer

Tengo unas amigas que son travesti y un día me invitaron a que las acompañara a los toros. Son tan amigas y estoy tan seguro de mi sexualidad que decidí vestirme de mujer, sólo para llamar la atención... a mi me vale todo, entonces lo hice.

Mis dos amigas (una de ellas es transgénero, olvidé decirlo) me avisan que tenemos que recoger a otro amigo antes de llegar a la plaza de toros. Después de cumplir su larga sentencia en la cárcel, recogimos ni más ni menos que a... Rocky Balboa, ah no, este... Sylvester Stallone.

Salió contento de la cárcel, le dió mucho gusto que fuéramos a recogerlo y más aún que lo invitaramos al jaripeo. Recién salido de la cárcel pues no tenía un buen atuendo así que le llevamos sus ropas femeninas para que se nos emparejara con el estilo. Ahh, pero vaya sorpresa, se han robado las ropas!; estamos desprevenidos un segundo y nos la chingan. De reojo alcanzo a ver un raro movimiento de una sexy mujer que se aleja de prisa. En su bolso sale una puntita del mismo color de la blusa fucsia que le traíamos al amigo Rocky. Corrí y la detuve. Así, vestido de mujer, le pedí que me regresara lo que se robó. En vez de alterarse, sonrío al verme y me besó... pareciese que esto de andar vestido de mujer es la onda. Nos regresó la ropa, Rocky se vistió y llegamos a la plaza.

En un lleno casi total, la plaza de toros nos comió con la mirada cuando llegamos. Como si una pequeña pausa incómoda se diera lugar entre tantos asistentes. Es ahí cuando dije: "creo que la cagaste Cheshvan, te van a chingar" y así fué. Desde que llegué un vato me insultó y quería pelear con él, tenía que demostrar mi hombría ante todo. Así que coquetié un chingo a las morras, bailé con ellas, besé a un par... así, todo esto siempre con mi vestido de mujer y mis largos tacones.

Me llaman al teléfono, salgo a contestar la llamada. No sé quién era, pero vaya que me entretuvo un ratote... Cuando regresé ya había oscurecido, la iluminación de la plaza estaba encendida y sólo quedaba un 20% de las personas, por cierto, todas bien pedas. Me dí cuenta que perdí a mis amigas, ahora estaba solo. El ruedo de la plaza había sido dividido: en una mitad el jaripeo y en la otra el baile. Logro distinguir que entre la multitud hay muchos travestis bailando con mujeres... muchos, no soy el único. Entonces, ya no me siento tan mal.

Después de unos momentos me dí cuenta el por qué se habían vestido así. ¡Era el día de la Charlotada!... es un día en el que los jóvenes del rancho se visten de mujeres para divertirse y divertir a la gente. Ahora estoy aún más relajado y empecé a bailar como loca despavorida...

Despierto.

(son las 9:20 de la mañana en Los Ángeles, estoy escribiendo esto justo al despertar - eso soñé, tal cual.) ¿Estaré enfermo? ¿Qué significará que Sylvester Stallone estaba en la cárcel y al salir se viste de mujer para ir al jaripeo? o ¿Por qué me visto de mujer y despierto con el pito bien parado de besar y bailar con tantas morras?... pfffff, son más cosas que aviento al costal de mis delirios.

Aquí algo de la charlotada... del limón. Es un segmento del documental, es ese día en que todos se visten de mujeres para darles show al pueblo.

(gelatina de locos)

1 comentario:

saRa Mandarina dijo...

¡¡¡¿¿¿Por qué chingados me aparece en el blog que ya actualizaste el tuyo con un post que se llama El suicida compasivo y no me aparece nada nuevo???!!!

P.D. Eres bien guey, güey.