1 jul. 2010

Una disculpa, he regresado.

Con las pendejadas quita tiempo del facebook y otras redes sociales me he dado cuenta que mi vida es tan mediocre que he abandonado uno de mis verdaderos placeres: el maquillarme desnudo frente a la cámara web de mi computadora (próximamente, una foto). Entonces, decidí regresar a escribir las mamadas que siempre me acompañan y de las que la tía Rosa quiere que le moje la concha con su rica cajeta: "con el sabor de siempre... recúerdame" y después que te acuerdes de mí, me llamas y armamos el despedorre juntos. Cómprate los simicondones, yo los pepinos y nos violamos al pendejo de la esquina que tanto nos trae de enamoradas.

Así es, regreso y con más fuerza... sin redimirme, sin pedir perdón ni permiso y si te agachas, las nalgas te erizo con mi pipi en tus asterisco. Ah, olvidé decirles que ahora también rapeo y próximamente lanzaré mis rimas poéticas dignas de un mediocre y haragán rapero del grullo: MC Chacaloso, "a todos el culo les destrozo!" YEAHHHH!

No hay comentarios: