14 jul. 2009

Charra limonense

Lo que a continuación se describe, es una charra limonense contada por limonenses. El limón es un pequeño municipio vecino de El Grullo.

4 amigos cuentan historias de terror a las 3 de la tarde. Después de haber fumado motita, la plática parece interesante, todos están muy atentos a la historia, a la charra, a la mentirota...

Uno cuenta la historia y los otros tres escuchan muy atentos:

"Estábamos en el rancho y cuando oscureció vimos que pasó algo como un mono caminando en medio de la yunta, mi papá le gritó y ni se inmutó, no hizo nada... siguió caminando como si nada, entonces sacó la pistola y echó un tiro al aire y nada!. El mono siguió caminando ni siquiera se asustó con el disparo. Entonces, mi papá empezó a tirarle balazos a esa cosa, pero ningún tiro le dió, el mono ni siquiera corrió, no hizo nada y siguió caminando tranquilamente..."

Uno de los escuchas, seguro, muy seguro de sí mismo y muy pinche drogado, dió la explicación de lo inexplicable. Él interrumpe la historia y dice:

- Era un chango.... pero sordo

(?)


De ahí el porque ni se movió con los disparos.
Buena teoría ¿no?.
Acabó con el pachangón.



4 comentarios:

saRa Mandarina dijo...

jajajajaj qué pendejo limonense!!!

mr. ano dijo...

hahahaha si..es la cabeza de michael. acabo con el paaachangooon

Wally Perez dijo...

pinches changos sordos, se pasan de vergas

Angel el Monstruo Feliz dijo...

aguas chepe, porque cuando estes viejo y peludo, los jovenes de nueva generacion te podran confundir con un chango sordo, y te agarraran a balazos si andan pachecotes jejejejejeje...
perdon por la falta de acentos, esta cosa gringa no los tiene...